Origamistas
ORIGAMI ARGENTINA
Datos
Origamistas
Libros
Fotos/Photos
Enlaces/Links
Ligia Montoya
Nació en la Provincia de Córdoba, República Argentina, no existe precisión en cuanto a su fecha de nacimiento y falleció el 18 de abril de 1967.
Ya 1909, leía artículos de Miguel de Unamuno, (que en 1902, publicó en Argentina, en la revista "Caras y Caretas" un artículo sobre sus plegados de papel y sobre los plegadores argentinos). Ligia Montoya comenzó con su práctica de plegado o "Papiroflexia", a muy temprana edad, por tal motivo no podemos decir que se inicia en éste arte a partir de conocer al Dr. Solórzano (quien emigró a nuestro país en 1912).
Recibió gran parte de su educación en España, allí finalizó su educación secundaria y continuó en la Universidad de Salamanca, en el mismo tiempo que Unamuno era Rector, fue entonces cuando tiene sus primeras lecciones de plegado de papel, pero con el cierre de las Universidades en España en el año 1936, continuó en Argentina. Sin duda se convirtió en la persona que seguiría los pasos de la tradición de los plegados de Unamuno en el moderno plegado de papel del oeste. En esa época conoce a Gershon Legman y a partir de ello comienza el contacto con otros plegadores.
Entre otras cosas fue excelente dibujante, y siendo joven aún, fue quien diagramó plegados para el libro "Papiroflexia Zoomórfica" del Dr. Solórzano quien después tomó creaciones de Ligia Montoya como propias para ser incluidas en sus publicaciones sin autorización. Pero nada puede alejar a Ligia Montoya de sus creaciones, de sus delicadas flores plegadas, de sus casi reales insectos, de sus pájaros y aves, cuya particularidad fue dada por su dedicada observación de los mismos, dándoles así un total realismo a sus creaciones, y los nombres dados eran típicamente argentinos, como ejemplo podemos citar "el Gallo de Riña" (gallo preparado para pelea, diversión popular argentina desde 1830 entre los gauchos en época de malones, en dichas competencias existían las apuestas y se lo llamó "deporte gauchesco", con el correr de los años fue prohibido en nuestro país por su crueldad, pero aún hoy sigue su práctica clandestina), el "Ñandú pampeano", (más pequeña que el avestruz), también entre sus creaciones se encuentran algunos animales de la zona pampeana, misionera y de las sierras cordobesas. Su forma de plegar tenía un estilo puro, sin necesidad de demasiados dobleces, ni complicaciones, eran simples, sencillos, pero reflejado a la perfección en sus creaciones. La forma de los papeles utilizados por ella iban más allá del cuadrado, también utilizó papeles en forma rectangular, triangular y hexagonal.
Al haber comenzado temprano con el plegado de papel o "papiroflexia" y su diagramación, abordaba temas e intercambiaba ideas con otros plegadores sobre las técnicas de plegado y en 1950 realizó sus creaciones de plegados para la educación en Jardines de Infantes, siguiendo los plegados de Fröebel, esto fue una novedad en nuestro país, pero sus intentos de incorporarlos a la enseñanza en los planes de estudio no fue factible, pero muchos de los seguidores de las enseñanzas de Fröebel, no dudaron en aplicarlo, pero pese a ello el plegado de papel u "origami" no fue difundido en Argentina.
No podemos hablar con certeza de la influencia japonesa en el plegado de papel en Argentina, ya que los educadores argentinos en el año 1864, enseñaban en las escuelas algunos plegados a sus alumnos, podemos si entonces mencionar la influencia española, luego la italiana, introducida por Giordano Lareo, no descartamos que la inmigración japonesa a Argentina a partir de 1945, y dentro de su propia sociedad introdujera el plegado de papel u "origami", dentro de su propio círculo social, pero no en conjunto con plegadores argentinos.
Durante años, Ligia Montoya y Gershon Legman intercambiaron plegados e ideas sobre el plegado de papel, entre ellas la teoría de el plegado"blintz" (es bien conocido que su autor fue Legman) y la posibilidad de usarlo como base. En una de las tantas reuniones, Gershon Legman, le dio una copia a Ligia Montoya de los diagramas del "dragonfly" del Kan no mado, ella fue la primera persona en resolver rápida y perceptivamente el misterio de su realización. En 1958, el intercambio de ideas entre Ligia Montoya, Robert Harbin y Gershon Legman, los lleva a pensar en directivas para establecer un aceptable sistema de bases, procedimientos y simbología. En ese mismo año, fue la primera en ofrecer sus modelos para ser exhibidos en "Cooper Union Museum", pero solamente fueron entre 6 u 8 las creaciones presentadas por ella.
Lillian Oppenheimer, recibió innumerables creaciones de Ligia, sobre flores, insectos y pájaros, por parte de sus familiares cuando ella falleció, la colección se encuentra en el archivo de "Friends of Origami Center", pero unos pocos trabajos fueron publicados en "Origamian", otros por Robert Harbin y Sam Randlett.
Fue miembro honorario del Origami Center, la única de habla hispana, con mucha creatividad, participó de exhibiciones en Estados Unidos, contribuyendo con sus creaciones y su particular estilo. Se podría decir entonces, que Ligia Montoya fue quien introdujo en Argentina y Sudamérica el plegado de papel o papiroflexia con influencia española.
En 1954, se realizó una reunión entre plegadores, y así fue que se encontraron Ligia Montoya con Akira Yoshizawa, para establecer contactos entre el plegado japonés y el hispano (español y sudamericano), resultó de ello, que ambas tradiciones eran totalmente diferentes, y debieron ser consideradas por separado para su análisis y posterior cotejo con las ideas de Lillian Oppenheimer y Robert Harbin. Las grandes distancias y la diferencias culturales entre Argentina, España, Japón, Norte de Europa y Norteamérica, dio como resultado que no hubo influencia de Japón sobre ellas, esto hizo la diferenciación entre el plegado de papel del Este y plegado de papel del Oeste. La tradición hispana, residía principalmente en aprendizaje de plástica y actividad manual en las escuelas, con influencia de Fröebel, con técnicas diferentes a las japonesas. Durante ese mismo año, se abre en Argentina el "Primer Museo de Papiroflexia Argentina" (calle Pueyrredón y Las Heras, Buenos Aires), donde se exponían sus creaciones y la de otros plegadores, el mismo estuvo a cargo del Dr. Solórzano, pero fue cerrado en 1961.En estos tiempos es difícil poder dar más datos, ya que muchos que la conocieron han fallecido, y el resto son simplemente versiones no confirmadas. Entre sus creaciones podemos citar: Montoya's macaw, loro, pelícano, pingüino antártico, ñandú pampeana, puma argentino, gallo de riña, cisne, pez 1, pez 2, ratón, tortuga, ángel, figura de María, de un niño, variación de flores, la Estrella de Belén, diversos pájaros tropicales, la cruz, y muchos más, recordando que muchos por no haber sido registrados o firmados por ella no se los pueden acreditar, salvo bajo un profundo análisis de su técnica de plegado en cada uno de ellos.

Eduardo Suárez
Nació en Buenos Aires. Conoció al Dr. Solórzano durante los últimos años de su estancia en nuestro país, se convirtió en un amigo y seguidor del origami del Dr. Solórzano. Editó varios libros sobre sus plegados, muchos de ellos dedicados al Dr. Solórzano Sagredo. Todos sus libros contenían sistemas y diagramas de fácil comprensión de los "objetos animados de papel", como solía llamarlos. Se considera como continuador de la obra del Dr. Solórzano Sagredo. Su libro preferido fue "Papiroflexia zoomórfica", que lo lleva a realizar "Los gnomos y sus amigos del bosque", un libro que además de plegados sencillos para niños tenía un cuento para ilustrar con plegados.
Desde 1955, aparecen en forma de libros, en forma de folletos o de pequeños opúsculos los trabajos sobre origami que él escribiera, esperando que fueran incorporados en la enseñanza dentro de las manualidades. Si bien él no fue un autor de plegados, fue un fiel intérprete de las técnicas de Solórzano. Él pugnó desde entonces por incorporar a la "papiroflexia", "origami", "paperfolding" en la enseñanza primaria.
Uno de sus libros "Fiesta en Origami", un manual básico de plegados con cortes, incorpora muchos modelos "sin base previa", y finaliza con lo que denominó "base uno" , o "rómbica". El nivel de plegados crecía a medida que incorporaba otras bases en los libros que le siguieron:
"Retozar en origami" (manual medio)
"Placer en origami" (manual medio)
"Divertimento en origami" (manual superior)
"Alegría en origami" (plegados en papel redondo)
"Nudos" (arte de realizar manualidades con cordel)
"Aviones" (aviones de papel y otros objetos voladores)
"Dinosaurios en Origami" (historia y construcción)
"Mon-Kiri, movimientos" (arte de plegar y cortar papel)
"Los gnomos y sus amigos del bosque" (figuras en papel plegado y un cuento donde incorporar esos plegados).
Akira Yoshizawa
En 1944, Isao Honda incluyó modelos de Yoshizawa (identificado como tal en el libro Japonés "Origami Shuko" de Honda. (Algunas fuentes sugieren que la fecha de publicación fue 1941, pero Gershon Legman mantuvo la fecha, 1944). Este libro es extremadamente raro, aún en Japón, y yo nunca he visto una copia, pero que parece ser la primera publicación de Yoshizawa. Sería muy interesante ver qué símbolos, estuvieron usados con las instrucciones.
En 1950, Yoshizawa fue descubierto por una revista de cuadro Japonés. Él diseñó doce modelos en origami del zodíaco los cuales estaban publicados en "Asahi Gráfico". Esta fue el primer emprendimiento efectivo de Yoshizawa. Aunque este artículo es importante, yo nunca lo he visto. Si contuviera instrucciones para los modelos, entonces ha podido usar el sistema de líneas de puntos diferentes para montaña y pliegues de valle más tarde usado por Yoshizawa en sus propios libros.
En 1952, como resultado del Asahi artículo de Gráfico, las instrucciones del plegado de papel comenzaron a aparecer en "Fujin Koron" (Opinión de damas), la cual fue una revista de mujeres. Algún tiempo después de estos modelos de Yoshizawa, también aparecido en "Shufu no Tomo", una revista para mujeres jóvenes, como referencia yo lo dato en 1957. Pero esto parece demasiado tarde.
En 1953 y para el registro, fue durante este año, por un golpe más notable de suerte, Gershon Legman se estaba poniendo en paralelo con Yoshizawa, quien fue descubierto en el Oeste solamente dos años después que él fue descubierto en Japón.

Vicente Solórzano Sagredo
imagen
A pesar de ser español, nacido en Burgos en 1883 y criado en Valladolid, consideró a la Argentina como su país por adopción, ya que residió en él desde 1912.
De profesión médico, odontólogo, pianista, violinista y por sobre todo el estudioso que creó insospechables proyecciones con sus descubrimientos geométricos, de aquel apasionado quehacer de don Miguel de Unamuno, bautizado por él como "cocotillas".
Dr. Vicente Solórzano Sagredo, en Buenos Aires, 1969.
En una nota al Diario La Nación , Solórzano Sagredo expresaba lo más íntimo de su relación con el origami, papiroflexia para él, haciendo una breve definición de la misma " papiroflexia: una ciencia expresada con los dedos". En la misma expresaba:
" No se si Uds. entenderán esto. Es demasiado complejo. No se trata de simples pajaritas de papel, ni de polemizar si su origen es japonés, chino o alemán. La papiroflexia, denominación y ciencia que me pertenecen, es el arte geométrico de hacer plegados para las papirolas, y la papirolología (no lo olviden, dos veces lo) es el estudio de las papirolas. No hay que confundirla, como ocurre generalmente con la papirología, que es el estudio del papirus.
Sepan entonces, que mi papiroflexia es argentina, que les pertenece a ustedes y a los grandes amigos que aquí tengo, muchos desaparecidos ya, por desdicha. A uno de éstos, Carlos Alberto Leumann, quien hizo un medular y exhaustivo estudio de esta ciencia del plegado del papel, pertenece esta definición "En las papirolas del Dr. Solórzano, que no son el juguete aislado de la pajarita clásica, hay, desde luego, el apoyo para estudiar la geometría de la creación vital"."
Ante las preguntas del periodista, quien hacía incapié en el origen de la papiroflexia, Solórzano Sagredo procedío a dar su opinión :
"En todo caso su origen sería chino o egipcio, pero limitado siempre, durante siglos, a unas cuantas figuras esquemáticas, hasta que surgió el trascendente descubrimiento: mi polígono creador de deltoide, clasificado así de acuerdo con la cuarta letra, delta, del alfabeto griego, y con el cual se puede construir cualquier figura zoomorfa, abriendo extraordinarios horizontes para la indagación zoológica y los problemas metafísicos".
Primeros pasos. Importancia del descubrimiento.
"Tanto Miguel de Unamuno como el pedagogo alemán Fröebel fueron quienes me indujeron a esta gran pasión de mi vida. El español, através de un apéndice de su libro "Amor y pedagogía", titulado "Apuntes para un tratado de cocotología", en el que anuncia que la "ingenua e intrascendente pajarita de papel adquirá ante sus ojos importancia de ciencia exacta y profundidad metafísica", y Fröebel, en función del valioso elemento pedagógico. Pero ambos, partiendo siempre del cuadrado clásico, los mismos que usaron en Oriente los prestidigitadores japoneses para sus funciones públicas, con sus pájaros iluminados que agitaban las alas. Toda la sabiduría oriental y todo el activo ingenio europeo no habián logrado conmover los límites de tres o cuatro esquemáticas figuras. Antes de dar con el polígono deltoide hice miles de ensayos con franciscana paciencia. Las figuras salían tiesas y defectuosas, sobre todo en las patas de los cuadrúpedos, el cuello del cisne y las orejas del caballo."
Pero aquí, en Argentina, donde mi papiroflexia, nacida allá por 1912, a impulsos de amigos entrañables y comprensivos como Martinez Buteler, Pablo Pizzurno, Rosario Vera Peñaloza, Leumann, el profesor Mantevani y otros, aspiro a expandir los conocimientos en forma didáctica.
Antes de marcharse de Argentina, levantó su Museo de Ppiroflexia, que funcionaba desde hacía mucho tiempo en Pueyrredón y Las Heras, por donde desfilaron estudiosos y científicos de todo el mundo. A su primer libro, publicado en 1938, le siguieron una serie de manuales destinados a la pedagogía infantil, fueron alrededor de sesenta y dos publicaciones con tres mil dibujos y doce láminas, posteriormente dos sustanciosos tomos prologados por Ramón Perez de Ayala, Angel Cabrera y Tomás de Lara.
En sus obras de gran inspiración podemos mencionar "Quijote y Sancho Panza", donde el escudo muestra a las claras la influencia deltoide, germen del descubrimiento geométrico, "Cibeles", considerada su obra maestra, "cisnes y zancudos" comparten el develado secreto del talentoso creador de la papiroflexia, sobre todo en el intrincado problema de resolver la flexibilidad de su cuello, entre otros.
Luis Bas
imagen
Nace en zaragoza en 1954. Estudia arquitectura en Madrid. Entre los 17 y 20 años se dedica bastante intensamente a la escultura y posteriormente a la pintura. Actualmente pertenece al grupo artístico K-82.
“Alucine” por la papiroflexia comienza cuando a los 7 años- en zaragoza- alguien le regala un canguro de papel (probablemente se trate del modelo que D. Eduardo Galve, del Grupo Zaragozano, creara en 1960).
Posteriormente conoce algunos libros japoneses de papiroflexia ( aunque muy elementales) y los españoles.
Empieza, como no, en solitario, su actividad creadora con modelos como el perro, el papagayo...
En la “Exposición Homenaje al Grupo Zaragozano 40-70”, celebrada en Zaragoza (diciembre de 1981), Luis descubre la inmensidad de posibilidades del mundo papirofléxico. Le impresiona especialmente las figuras de David Brill y Akira Yoshizawa, por su espectacularidad y perfecto acabado. Descubre también la existencia del Grupo Zaragozano y de sus reuniones. Empieza a acudir a estas reuniones y así empieza a entablar conocimiento con otros plegadores.
De esta época son modelos como el canario, el elefante con y sin colmillos, el ratón, el camaleón,...
En Julio de 1982 acude “al primer festival internacional del plegado del papel”, organizado por el Movimiento Francés de Plegadores de papel (MFPP). Allí descubre la obra de Jean Claude Correia. El estilo de Correia le abre nuevos horizontes a su creatividad papiroflectica.
A partir de ese momento, su estilo se debate entre el racionalismo flectico de un Montroll y los juegos – volumen de Correia,; o lo que es lo mismo entre la rigurosidad y la racionalidad de su formación académica y la libertad de su espíritu artístico. El murciélago que os presentamos (y que creemos debería titularse mas apropiadamente vampiro) es, tal vez, su modelo que mejor conjuga estas dos tendencias: la cabeza, perfectamente flectica define por si sola al animal de que se trata, el resto es como una “negra sombra” apenas definida, como una representación subconsciente y arquetípica del murciélago y un vampiro (a este respecto, resulta bastante esclarecedor conocer las “circunstamcias” que rodearon a la gestación de este modelo y que mas adelante nos cuenta el mismo Luis).
Todas sus figuras, excepto la vaca y el director de orquesta, las obtiene a partir del cuadrado. Esta preferencia por el cuadrado no responde, como tal vez podría esperarse, a ningún planteamiento (metafísico) sino a una inercia mecánica y una economía manipulativa: “cojo un papel de cualquier proporción, automáticamente obtengo un cuadrado y empiezo a plegar. Entonces me pregunto ¿qué podría salir de aquí?”.
A mediados de 1982, edita un cuadernillo titulado “Partituras para Papirolas o así”.
Para Luis la presentación de los desarrollos no solo es un conjunto de instrucciones mas o menos claras, sino algo con entidad propia y tan importante como el mismo modelo. Por ello en “Partituras....”, ensaya nuevas formas en la presentación de desarrollos: desde el sistema de viñetas típico del comic, hasta una especie de sistema conflúyete, con los desarrollos del toro de la vaca, que convierte el cuadernillo en una especie de circulo cerrado cuyo climas es el encuentro de los dos modelos acabados. Una buena muestra de lo que tratamos de explicar se puede observar en la ultima pagina de los desarrollos del murciélago.
Casi todos los creadores confiesan la existencia de uno o varios modelos deseados, soñados, imaginados ..., que su creatividad no ha podido plasmar – o al menos no al nivel que ellos querrían. Luis confiesa también esta “ambición”; entre sus modelos “deseados” esta la reproducción flectica de la Torre Eiffel; es raro ¿no? Por cierto, ¿habíamos dicho que es arquitecto?.

   
 
Bibliografía:
http://www.netverk.com.ar/~halgall/origami1.htm
.
   
 
E-mail
Esta página contiene información recopilada de diferentes páginas web gratuitas. Si sus creadores desean que deje de publicarlas, por favor envíenme un e-mail.
     
   
     
   
     
   
     
   
un servicio ofrecido por Hispavista.com